Galardón y Premios

La denominación "Félix de Azara" es todo un reconocimiento a la conservación del espacio natural.

La Diputación de Huesca, institución interesada en la transmisión del rico patrimonio a las futuras generaciones, apuesta por el desarrollo del mismo premiando la labor de toda una serie de colectivos, empresas e instituciones y otorgando el galardón "Félix de Azara", a aquellos que han consagrado su vida y su trabajo a la conservación del medio natural.

 

XX Galardón Félix de Azara

Año tras año, la Diputación Provincial de Huesca galardona a los proyectos medioambientales que cumplen el objetivo de los premios Félix de Azara. En esta XX edición, el galardón principal ha sido concedido a los colonos de la provincia de Huesca al valorar la contribución de todas estas personas a la conservación de un espacio natural que pasó de ser un desierto a convertirse en un territorio donde convive un singular patrimonio natural y medioambiental con una importante actividad social, habiendo alcanzado un perfecto equilibrio entre la sostenibilidad social y la medioambiental.

Esta concesión alcanza su vigésima edición y con ella, la Diputación de Huesca recuerda todo el compromiso de estos pobladores que se instalaron en las décadas de 1950 y 1960 en nuevos pueblos creados en los entornos del canal de Monegros, la zona de Flumen y el Canal del Cinca. Gracias a su trabajo posibilitaron la reconversión de tierras de secano en tierras fértiles que, hoy por hoy, son una parte fundamental del Altoaragón y son ejemplo de cómo es posible la convivencia entre trabajar la tierra y ser respetuosos con el entorno medioambiental.

En la propuesta se recuerda todo el proceso de creación de los pueblos de colonización: durante las décadas de 1950 y 1960 se llevó a cabo en el Altoaragón un proceso de transformación agraria por el que se crearon 15 pueblos nuevos, denominados "pueblos de colonización". Hasta estas zonas llegaron colonos tanto de otros lugares de la provincia, como de otras comunidades autónomas.

A continuación se detallan los pueblos de colonización y el municipio al que pertenecen:

1. Valsalada, Almudévar
2. Artasona del Llano, Almudévar
3. San Jorge, Almudévar
4. El Temple, Gurrea de Gállego
5. Sodeto, Alberuela de Tubo
6. Curbe, Grañén
7. San Lorenzo de Flumen, Lalueza
8. Montesusín, Grañén
9. Valfonda, Torres de Barbués
10. Frula, Almuniente
11. Orillena, Lanaja
12. Cartuja de Monegros
13. San Juan de Flumen, Sariñena
14. Vencillón, La Litera
15. Cantalobos, Lanaja

 

Premios escolares

El primer premio en la categoría de escolares ha ido a parar al Colegio Salesiano San Bernardo donde han aprendido a clasificar seres vivos mientras mejoraban su entorno más próximo, el de Los sotos del Isuela como han denominado a su trabajo. Alrededor de medio centenar de alumnos de Primaria se dio cuenta de la necesidad de que existiera información sencilla y accesible sobre la flora y fauna en esta zona y confeccionó carteles informativos, casas de pájaro, un mural y tarjetas identificativas de todas las plantas y tipos de pájaros

Accésit

Instituto de Educación Secundaria Lucas Mallada, de Huesca, y las Escuelas Pías en Jaca. En el primero dos alumnas de segundo de Bachillerato han realizado un estudio de la variación de la adiposidad de aves sedentarias en relación con las migratorias que han sido anilladas en la Hoya de Huesca y la influencia de la ubicación en hábitat de ribera o agrícola en la ocupación de las cajas nido por aves, mientras que todo el centro educativo jacetano se ha lanzado a analizar las causas y consecuencias del cambio climático y las acciones a realizar en la Jacetania.

Medios de comunicación social

El jurado ha elegido con el primer premio al entusiasta montañero Daniel Vallés, de Barbastro, por su labor desde el blog caminosdebarbastro.blogspot.com con el que recupera los caminos e historias que se pierden entre lindes y, más en concreto, por la serie Conservar el paisaje con reflexiones acerca del paisaje de La Ribagorza, Somontano y Sobrarbe y cinco guías para su descarga.

Entidades sin ánimo de lucro

La Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos ha obtenido el primer premio de Entidades sin Ánimo de Lucro por la recuperación y reforestación que han hecho del sendero botánico del río Gállego, un camino de seis kilómetros por el soto que da opción a diferentes rutas circulares de distancia. Decenas de personas han participado de forma voluntaria en este proyecto  que también ha llevado a localizar árboles singulares, catalogarlos y darlos a conocer en diferentes jornadas.

Accésit 

La asociación El Licinar, de Peraltilla, se ha centrado en los más pequeños del pueblo, en actividades para que reciclen en el cole, descubran los productos de la huerta y aprendan a construir cajas nido.

Empresas

En esta edición, la categoría ha quedado desierta.

Fotografía. Premio internacional "David Gómez Samitier"

Ley de vida

El Premio Internacional de Fotografía 'David Gómez Samitier' ha recaído en tres aragoneses. El jurado ha reconocido la calidad de la instantánea presentada por el oscense David García Malo, un ingeniero agrícola aficionado a la fotografía que repite como ganador después de obtener el mismo reconocimiento en 2015 con Ley de vida. La imagen muestra un fugaz momento de acción como es la caza del conejo por un azor.

Accésits

Alfonso Ferrer, por su fotografía El último pastor de Monte Perdido, y en Joaquín Barrabés, de Monzón, por El duque de Monegros.

Becas de investigación

Se desarrollará un proyecto de la Escuela Politécnica de Huesca, dirigido por Juan Barriuso, para determinar el efecto de los carpóforos de trufa negra  sobre la germinación y la frecuencia de aparición de las especies habituales en los quemados de las plantaciones truferas en La Ribagorza.

Ayudas a la edición

Se ha premiado a dos proyectos de autores, el que proponen los hermanos Agustín y Jaime Ruiz, con más de veinte años de experiencia en fotografía de fauna, para descubrir la evolución de la fauna ornitológica en La Jacetania bajo el título Ave lacetani. Por su parte, Óscar Buil presenta  una guía desde la que dar a conocer los valores naturales y culturales del territorio a través de una serie de recorridos por los distintos dólmenes existentes en la Sierra de Guara.