Hemeroteca 2015

"No somos críticos, somos lectores"
"No somos críticos, somos lectores" 19-11-2015 Congreso del Libro Electrónico

Tras la pausa de la tarde, el congreso reanudó su marcha con una mesa redonda donde prescriptores y autores debatieron sobre el papel que desarrollan en el nuevo escenario digital respecto a su relación y vínculo con los lectores. La mesa ha sido moderada por Gabril Pena-Ballesté, CEO de Vivlos , plataforma dedicada a conectar libros y lectores, con más de 2 millones de lectores en español.

Xavi Narro, Javier Ruescas y Sara (Uka) en sus distintas intervenciones destacarón la posibilidad real que ahora hay de conectarse directamente con los autores. Frente ha esto Gabriel plantea la paradoja actual en la que se está realizando marketing offline para captar lectores online.

En su intervención, Xavi Narro "disculpó" a la industria por su falta inicial de perspectiva, y porque hay gente que de alguna manera necesita su tiempo para asumir estos cambios. En misma línea Javier Ruescas, destacó la importancia de segmentar de forma adecuada al público al te estás dirigiendo a la hora de establecer la estrategia de venta, ya que en el caso del público juvenil los canales están muy claros.

Sara (Uka), que con tan sólo 22 años se ha convertido en una líder de opinión (booktuber/influencer), explicó que ella no se siente crítica literaria, en su caso su figura es la de alguien con la que el público se pueda sentir más identificado, y hay es donde reside probablemente la clave de su éxito.

Sobre la calidad de la prescripción online, Javier Ruescas, autor y prescriptor, señaló la importancia de conocer "quien es la figura que te está recomendando", de esa forma se crea ese vínculo y confianza. A su vez, Ruescas valoró el conocimiento que él mismo, como autor, extrae de esta doble vertiente de relación.

Xavi Narro, mantuvo la importancia de la recomendación de prescriptores "de carne y hueso". Esto llevó a un debate abierto entre la cantidad de opiniones online y la calidad de los prescriptores offline, que son más cercanos y más reales.

A continuación, Ruescas defendió que, en su caso, ellos cumplen una función social para personas que no tienen círculos cercanos en los que basar su elección, mencionando ya no sólo a los prescriptores sino que también destaca la existencia de foros donde se diversifican aumentan las opiniones y debates sobre las obras. En esta línea Sara expuso que la información que ellos ofrecen va más allá de la simple reseña ya ellos proponen y tangibilizan un determinado estilo de vida.

Pena-Balleste puso encima de la mesa la aceleración del consumo y lo efímero de las nuevas propuestas. Xavi comentó que esto tiene su parte positiva y negativa, la oferta es mayor, pero las posibilidades de consumo real se reducen.

Ruesca también destacó que, frente a lo efímero de la novedad, ahora la ventaja viene dada porque el contenido siempre o casi siempre va a estar accesible de forma muy rápida, algo que en las librerías sería imposible.

Teniendo como referencia este contexto, Ruesca recomendó a los autores que "sean ellos mismos, que sean fieles a sí mismos", la sinceridad en internet es fundamental y para ello hay utilizar las redes de forma muy natural, esto permite crear vínculos con el lector que van más allá de las propias obras. 

En contra partida el autor tiene la "obligación" de esa exposición pública a la que antes no estaba obligado, además de sufrir la presión editorial y mediática que surge de la necesidad de atender a la rueda frenética de la producción.

Desde el público se comentó la falta de conocimiento y estructura por parte de los prescriptores para poder opinar y generar opinión, cometiendo en ocasiones errores de bulto. En respuesta a esta afirmación Riesco volvió a recordar de nuevo que ellos no son críticos, y que su figura, mucho más amable, permite un acercamiento y una identificación más directa con los lectores, a lo que Pena-Ballesté añadió que, "ellos han sido capaces de crear comunidad, porque han desarrollado su propio lenguaje".

Una lanzó la pregunta de "si os sentís preparados para ser prescriptores y formadores" dada la permiabilidad de sus seguidores, y la ruptura que suponen con otros canales más reglados y tradicionales. Riesco, contestó que él personalmente da gracias a que en su momento el tuvo acceso a herramientas como la que él proporciona a mano y que la abrieron una venta a otras posibilidades.

Apoyando esta consideración, Sará (Uko) señaló que lo importante es aclarar siempre que lo que estás vertiendo es tu propia opinión lo cual deriva en, "la frescura y naturalidad que genera una confianza a la hora de acceder a la literatura". También se habló en este caso de la responsabilidad de los padres que son los que conviven con sus seguidores.

Para concluir los tres destacaron que, "por encima de todo somos lectores", y la oportunidad que nos dan estos canales de encontrarnos con otros lectores o autores es un lujo.

Audios