Hemeroteca 2016

Comienzan los trabajos para crear un nuevo espacio en la Escuela de Montaña de Alquézar
Imagen del exterior de la Escuela-refugio de Alquézar. Foto: www.alberguesyrefugiosdearagon.com Imagen del exterior de la Escuela-refugio de Alquézar. Foto: www.alberguesyrefugiosdearagon.com 13-11-2016 Formación Deporte Turismo

La Diputación de Huesca financia este proyecto que acaba de iniciar la FAM en Alquézar para construir un espacio exterior, muy demandado por algunos de los grupos que visitan este centro de referencia en la formación de deportes de montaña.

A día de hoy y según los datos de la Federación Aragonesa de Montañismo, ya han superado la media anual de pernoctaciones en estas instalaciones con más de 7.000, principalmente debido al aumento a lo largo de la última época estival de las colonias, procedentes en gran número de Francia.


La Diputación Provincial de Huesca y la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) continúan con diferentes proyectos de colaboración, en este caso han comenzado los trabajos para llevar a cabo una ampliación en la escuela-refugio de Alquézar que están centrados en la construcción de una zona exterior semicubierta. La actuación va dirigida a completar los espacios docentes, equipamiento e infraestructuras ubicadas en el Prepirineo altoaragonés que, junto a las de Benasque, constituyen los centros de referencia en formación de deportes de montaña.

Decenas de grupos de escolares acuden cada año a esta escuela y la creación de un espacio abierto pero controlado era una demanda de cara a poder realizar diferentes talleres con niños. Las obras acaban de comenzar en la primera planta de unas instalaciones que contabilizan una media anual de 6.500 pernoctaciones. Aunque este año ya superan las 7.000 según los datos de la FAM, debido principalmente al incremento de las estancias de colonias durante la última época estival procedentes sobre todo de Francia, que se instalan en el refugio y realizan diferentes actividades por la zona así como en las propias instalaciones, que también se conocen por contar con un rocódromo de 12 metros y una superficie escalable de más de 100 metros cuadrados.

Además de servir de alojamiento para realizar actividades en esta zona del Prepirineo, una de las finalidades de la escuela-refugio de Alquézar es la de impartir cursos

Entre las opciones barajadas, se ha optado por cubrir el patio que hay entre el edificio principal y el rocódromo que dotará a la escuela de una terraza en el primer piso, de unos 25 metros cuadrados para abarcar todo el espacio entre los dos edificios y a la que se accederá desde el comedor. El coste del proyecto asciende a 29.300 euros y será financiado por la Diputación Provincial para cubrir la carencia de una zona abierta y polivalente, que se suma a los espacios propios de alojamiento y manutención, a las aulas, salón de actos, biblioteca, gimnasio o secretaría para profesores. La Federación Aragonesa de Montañismo, que también cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Alquézar, está llevando a cabo las obras cuya finalización está prevista para finales de año.

Además de servir de alojamiento para realizar actividades en esta zona del Prepirineo, una de las finalidades de la escuela-refugio de Alquézar es la de impartir cursos para ofrecer tanto titulaciones como conocimientos a los deportistas y profesionales con una formación reglada acerca de cuestiones relacionadas con la montaña, la escalada o el barranquismo y diferentes talleres de tecnificación y reciclaje para montañeros expertos. Estos cursos se realizan durante todo el año, de ahí que la ocupación en estas instalaciones sea constante en el tiempo, sin existir periodos de poca afluencia como en otros casos.

La provincia de Huesca cuenta con 17 refugios de montaña y la FAM, que representa a más de un centenar de clubes de montaña aragoneses, es la encargada de gestionar esta red en la que se incluye el de Alquézar, con capacidad para alojar a 75 personas.