Hemeroteca 2017

Equipos de distintos puntos del país se dan cita en la Ribagorza para prepararse en rescates de perros ante estructuras colapsadas.
Apertura de las Jornadas Cinológicas en Benabarre Apertura de las Jornadas Cinológicas en Benabarre 08-11-2017 Formación

Por octavo año consecutivo, la Ribagorza acoge hasta el próximo viernes unas Jornadas técnicas de equipos cinológicos de rescate en estructuras colapsadas promovidas por la Unidad Canina de Bomberos (UCAB) del Servicio de extinción de incendios, salvamento y protección civil de la Comarca de la Ribagorza y que financia la DPH. Unidades de toda España se dan cita para mejorar en sus tareas y poner de relieve la importante labor de las unidades caninas en las tareas de rescate.

Tras la apertura en Benabarre en la tarde de ayer donde participó el diputado delegado en Protección Civil, José Luis Gállego, la presidenta de la Comarca de la Ribagorza, Lourdes Pena, y el alcalde de Benabarre, Alfredo Sancho, los participantes han comenzado hoy, en la zona de Benasque y el valle de Ampriu, con los trabajos en los que prueban las distintas formas de actuar en función de situaciones y terrenos diversos. Los ayuntamientos de Estopiñan del Castillo, Benabarre y Benasque también colaboran en la organización de esta cita anual.

Una treintena de participantes de diferentes puntos del España, todos ellos miembros de diferentes equipos de búsqueda y rescate con la especialidad de estructuras colapsadas, crean sinergias desde la Ribagorza, para ampliar las posibilidades de trabajar juntos ayuda a crear puntos de vista comunes y unificar criterios de actuación. Los perros de estas unidades caninas de bomberos muchas veces suponen la diferencia entre la vida y la muerte de muchas víctimas en edificios colapsados. .

Cinco días intensos que finalizarán en forma de simulacro, donde pondrán a prueba las habilidades de humanos y cánidos para trabajar en situaciones adversas. Las víctimas en este caso serán solo figurantes, pero son ejercicios como estos los que preparan a las unidades para enfrentarse a realidades difíciles, en las que la buena organización, la pericia y la sintonía del binomio perro-guía marcan la diferencia. También tendrán que acostumbrarse a algo tan elemental en el mundo del rescate como es el helicóptero. A lo largo de la última jornada del viernes se llevarán a cabo ejercicios donde perros y guías aprenderán a habituarse y aproximarse a este medio.