Noticias

Las imágenes de la pionera oscense Divina Campo se muestran en la exposición de fotógrafas aragonesas en la lonja zaragozana
Divina Campo muestra a su nieta algunas de las fotografías. M. CARPI Divina Campo muestra a su nieta algunas de las fotografías. M. CARPI 23-01-2019 Oferta cultural Fototeca

Una treintena de imágenes de la pionera Divina Campo, conservadas en la Fototeca de la DPH, toman protagonismo en la exposición que saca a la luz el trabajo de fotógrafas de distintas generaciones y que comparten su vinculación con el territorio aragonés.

Con una de las primeras miradas femeninas que radiografiaron la sociedad oscense en los años 50 se inicia el recorrido por ‘Cierta luz', como lleva por título y que podrá visitarse hasta el 23 de abril en La Lonja de Zaragoza.

A sus 87 años y con una espontaneidad y lucidez envidiable, Divina Campo se considera "valiente, echada para adelante... visto ahora con perspectiva" y afirma que "ser mujer dio a las fotografías algo que dicen es singular". Su óptica cercana y alejada de cualquier convencionalismo va de lo privado a lo público con escenas pintorescas, retratos de niños, momentos compartidos con su familia, donde también incluye algunas de sus instantáneas más cercanas al fotoperiodismo de sus encargos para eventos deportivos o de los ejercicios físicos que practicaban desde Sección Femenina, "me ha emocionado entrar en la sala y ver una mis fotografías a casi de cinco metros".

Lo que se puede ver es solo una parte de la colección fotográfica, con más de 12.000 imágenes que desde un año decidió ceder a la Fototeca Provincial, dando un paso más en la reconstrucción de esa memoria histórica oculta que pone de manifiesto la profesionalización de la mujer de la España de los años 50.

En la actualidad, la DPH ya cuenta con alrededor de 8.000 fotografías conservadas, digitalizadas y catalogadas, entre ellas las seleccionadas para esta exposición que ha promovido el consistorio zaragozano y está comisariada por el Colectivo 4F (Lara Albuixech, Lorena Cosba, Tamara Marbán y Judith Prat) aunque, como dice la propia Divina, "ahora me dicen que ya son cinco", refiriéndose al cariño que le han mostrado. A la inauguración en la noche de ayer acudió casi toda su familia al completo y varios técnicos de la Fototeca de la DPH. Diversa en formatos, temáticas y perspectivas, es un proyecto colectivo que congrega a otras conocidas en la provincia de Huesca como Mapi Rivera, Virginia Espa o Esther Naval, junto a Luisa Rojo, Ana Palacios o Vicky Méndiz, entre 52 fotógrafas.

Pasó sus años de juventud en Huesca, Divina estudió en el colegio Santa Ana y luego en el Instituto de Enseñanza Media Ramón y Cajal. Hija de un altoaragonés de Laspuña y su madre de Lérida donde nació, su afición por la fotografía se despertó mientras ayudaba a sacar adelante el trabajo de revelado en el laboratorio fotográfico que había abierto como negocio familiar en la misma casa en la que vivían en el Coso. 

Fechas