Antonio Lachós Roldán. Piedras en el tiempo

Antonio Lachós. Escuchar la luz, 2014

Antonio Lachós (Beca Ramón Acín, 2014) ha realizado un proyecto artístico que recoge un completo trabajo de imagen y sonido sobre cuevas y rocas matriciales de la provincia de Huesca. Le interesa una mirada sobre el paisaje como representación así como la experiencia directa de la naturaleza y la memoria del territorio.

Las cuevas fecundantes, en palabras de Lachós, presentan una doble naturaleza: "fueron lugares de poder, pero también espacios vívidos, lugares de intimidad. Esta situación nos sitúa ante una doble temporalidad la que corresponde al tiempo del acontecimiento y la que pertenece al tiempo biográfico. Esta tensión es la que hace que las imágenes no nos describan ni nos sitúen en los lugares, sino que nos hagan experimentarlas y volver a ellas desde la evocación".

Las cuevas fecundantes presentan una doble naturaleza: "fueron lugares de poder, pero también espacios vívidos, lugares de intimidad".

La exposición refleja un método de trabajo riguroso que responde a la vivencia y a la investigación de cada lugar, una representación  poética inherente a la ausencia del color que se desvela en las fotografías. El proyecto de Lachós describe el vértigo de siglos que provoca entrar al interior de las rocas matriciales y permanecer en su interior, y como en los 3' 44'' de silencio de John Cage, se limita a escuchar el latido del corazón y la respiración. Esta experiencia se traslada al espacio expositivo con una proyección que recoge el tiempo y el sonido  haciendo que las experiencias sensoriales se registren y se trasladen al espectador.

Para narrar el proceso cíclico de la naturaleza Lachós ha creado una página web en la que, de una forma puramente documental y sin alterar el punto de vista, se registra el paso de las  estaciones en los lugares donde se encuentran las cuevas fecundantes mediante videos. En estos, la narración de la temporalidad se basa en los sonidos del lugar, en todo aquello que puede oírse al mirar esos espacios, jugando con la dualidad que supone la relación entre los sonidos del exterior y los sonidos del propio interior de las cuevas. Son los sonidos los encargados de narrar el paso de las estaciones antes de interrogarnos sobre su origen: ¿son contemporáneos al presente o pertenecen, en cambio, a un mundo muy lejano?

Esta página web (www.pasarporlapiedra.org), eminentemente visual permite el seguimiento continuo del desarrollo del trabajo, abierto a todo el mundo, e invita a disfrutar de la puesta en común de lo encontrado.

La exposición se completa con la edición de una publicación que recoge el trabajo fotográfico completo y dos textos. Uno del propio artista Antonio Lachós  y otro especulativo a cargo de Mercedes Álvarez.