Comunicación

Síguenos en redes

       

FONDOS ESTRUCTURALES Y DE INVERSIÓN EUROPEOS

"Construyendo Europa desde Aragón"

Comienza una nueva temporada de visitas guiadas a la Cartuja de las Fuentes
Algunos visitantes bajo el edificio de la portería que va a comenzar a reformarse. M. ABARDIA Algunos visitantes bajo el edificio de la portería que va a comenzar a reformarse. M. ABARDIA 21-03-2019 Oferta cultural Turismo

La Diputación Provincial de Huesca inicia este fin de semana una nueva temporada de visitas guiadas al conjunto de La Cartuja de las Fuentes, a la vez que continúan las obras de rehabilitación en su cuarta fase. Este monumento quiere ser una referencia obligada en la historia aragonesa y de Los Monegros y por ello estará abierto al público los sábados, domingos y festivos nacionales con dos visitas cada día, una que comienza a las 11 y otra a las 12:30 horas.

En ese camino de la DPH para sacar del olvido este bien de interés cultural que comenzó con su adquisición, estas visitas serán gratuitas y se desarrollarán durante una hora y media aproximadamente con un recorrido por este conjunto arquitectónico de estilo barroco tardío en el que todos los expertos visualizan la influencia del gran arquitecto Ventura Rodríguez y cuyo diseño y construcción se relaciona estéticamente con algunas de las grandes construcciones religiosas contemporáneas, además de llamar la atención especialmente por la impronta que dejó con sus pinturas el artista Fray Manuel Bayeu. La conocida como Cartuja de Los Monegros abrirá también sus puertas varios días al mes para grupos con reserva previa en el correo visitalacartuja@dphuesca.es y hasta completar las jornadas disponibles.

Lo que se pretende cada fin de semana es que el público se deje llevar por las explicaciones de los guías, como anfitriones del monasterio, para adentrar a los visitantes en esta cartuja que ayuda, al mismo tiempo, a acercarse a la realidad de esta zona. Este servicio de visitas guiadas, que son gratuitas para el público, ha sido adjudicado hoy a la empresa Monegros Aventura Rural, con un equipo integrado por guías turísticos e historiadores de la zona.

La visita comienza en el exterior para que los visitantes tomen el primer contacto y puedan conocer el sentido del muro que rodea el recinto de este monasterio del siglo XVIII, al llegar ante la fachada de la iglesia, su estilo y su ornamentación toman el protagonismo antes de pasar al atrio.

A los pies de la iglesia, en el espacio denominado coro de Hermanos se muestra a los visitantes imágenes, dibujos, planos y otros elementos que describen gráficamente algunas de las explicaciones. También se revelan otros espacios como el coro de Padres, la tribuna, el crucero, la cabecera del templo, el camarín de la Virgen y la capilla del Sagrario. Las miradas se van a la cúpula, a más de veinte metros de altura, y a las pinturas en paredes, techos, bóvedas y capillas del complejo monacal, obra de Fray Manuel Bayeu, para salir de allí sabiendo que este conjunto pictórico mural es el tercero más destacado de todo Aragón.

El recorrido, incluso los días de apertura, puede reajustarse teniendo como prioridad la situación de las obras de recuperación en su cuarta fase, que va a estar centrada en la reforma de la antigua portería para convertirla en un centro de visitantes. Hace tres años que la Diputación Provincial comenzó los trabajos que se desarrollan de manera casi ininterrumpida, en este momento se están realizando obras de urgencia en la estructura del edificio de obediencias y llevando el agua hasta la Cartuja, al mismo tiempo que el proyecto para iniciar la rehabilitación del edificio de entrada (portería) se encuentran en la fase final de contratación.

Cerca de 13.000 personas ya han visitado este monumento
Durante este singular paseo por el que hasta ahora era posiblemente es el más desconocido de los grandes monumentos altoaragoneses, se explica cómo La Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes tuvo el privilegio de contar con el artista, Fray Manuel Bayeu, que llenó de vida y color las paredes y techos de este recinto en una titánica labor cuyo ejemplo no es fácil de encontrar en otros casos en los que intervinieron un mayor número de pintores; la escultura de Carlos Salas, relacionado con El Pilar de Zaragoza; los mecenas o benefactores que hicieron posible este monasterio o su utilización como balneario tras la desamortización y su arquitectura encuadrada en el barroco tardío con tendencia clasicista, bajo la influencia de Ventura Rodríguez; sin olvidar a la familia Bastarás, de Lanaja, que desde 1896 y durante los últimos 120 años se ha encargado de mantenerla hasta su paso a titularidad pública por parte de la Diputación Provincial.

A lo largo de la pasada temporada, se contabilizaron 5.355 personas de prácticamente todas las provincias españolas, la mayoría llega de Aragón pero también son numerosos los de comunidades vecinas como la catalana, Navarra y también de Madrid. En este periodo también ha habido visitantes internacionales donde el número más alto es de Francia y otros países europeos y de otros tan alejados en el mapa como Irán, China, Estados Unidos o el cono sur. Los visitantes que han conocido la historia de la Cartuja de las Fuentes se acercan ya a los 13.000 antes del comienzo de esta nueva temporada.