Guardianes del Mundo Rural

 

A continuación, y a través de los textos de Julio Alvira, se muestran algunas de las escenas que de manera habitual encontramos en los pueblos de la provincia de Huesca. Pequeños trazos de la vida cotidiana de diferentes personas que habitan en el mundo rural y que sin quererlo se convierten en los mejores guardas de sus valores. Individuos que han apostado por el medio rural para construir su historia individual y que sin quererlo han convertido a los pueblos del Alto Aragón en lugares lleno de posibilidades.

 

>> Conoce otras historias en vídeo

 

"En la montaña el vino gana frescura y acidez"

"En la montaña el vino gana frescura y acidez"

Pilar Gracia y Ernest Guasch - Enólogos

 

Una primera vendimia «de prueba» marca un hi­to en el plan de Pilar Gracia y Ernest Guasch, que desarrollan un proyecto vitivinícola en Barbenu­ta, cerca de Biescas. Con viñas de 2 y 3 años han obtenido un primer resultado positivo en la cose­cha, aunque todavía no se ha alcanzado la posibi­lidad de embotellar los caldos obtenidos. Afirman que «se trataba de probar cómo iba el proceso, por dónde iban los tiros». Al haber plantado distin­tas variedades, observan cuáles responden me­jor para luego poder seleccionar las más óptimas.

Su preocupación por el cambio climático, entre otras cuestiones, les llevó hace unos años a plan­tearse un proyecto de estas características. En las zonas de montaña pueden darse vinos más frescos, con mejor grado y mayor acidez. En los viñedos actuales, en cotas más bajas, los vinos salen con más graduación y baja acidez, por lo que son precisos procesos añadidos en su ela­boración que pueden aumentar su precio o re­ducir el margen comercial. Esto, con el cambio climático, es algo que irá en aumento, explican Pilar y Ernest.

Tras un primer experimento en Les, en el valle de Arán, plantaron las viñas en una parcela de Bar­benuta, en tierras de la familia de Pilar. El terre­no tiene una buena exposición al sol y tiene la composición que precisa un cultivo de este tipo. ¿Algún problema? Si acaso, reconocen, «que no hay ningún viticultor en la zona que sirva de referencia por su expe­riencia». Luego, los propios de cualquier persona en el mundo de la viticultura.