Guardianes del Mundo Rural

 

A continuación, y a través de los textos de Julio Alvira, se muestran algunas de las escenas que de manera habitual encontramos en los pueblos de la provincia de Huesca. Pequeños trazos de la vida cotidiana de diferentes personas que habitan en el mundo rural y que sin quererlo se convierten en los mejores guardas de sus valores. Individuos que han apostado por el medio rural para construir su historia individual y que sin quererlo han convertido a los pueblos del Alto Aragón en lugares lleno de posibilidades.

 

>> Conoce otras historias en vídeo

 

"Es un cordón umbilical con la sociedad"

"Es un cordón umbilical con la sociedad"

Carmen Romero - Voluntaria y usuaria del servicio de teleasistencia

 

«Hoy hemos visto Acacias, muy interesante», comenta al fondo la anciana con la que está Carmen cuando hablamos. «Me pone al día de las telenovelas», añade esta sonriendo. Es una de las visitas periódicas que, como voluntaria de Cruz Roja, realiza en Ayerbe a usuarios de la teleasistencia.

Carmen Romero nació y ha vivido siempre en Ayerbe. Viajó a Madagascar para ver a un hermano misionero y, durante 40 días, visitó 22 conventos. Observó las necesidades de la población y le llamó especialmente la atención la falta de medios para las necesidades sanitarias. Reconoce que fue un viaje «revelador». La experiencia le marcó interiormente y en su vida diaria a partir de ese momento.

Se integró en Cruz Roja, donde lleva ya 16 años como voluntaria. Parte de este tiempo lo ha dedicado a la teleasistencia. «En los pueblos hay mucha soledad, mucha gente mayor que ya no tiene familia próxima». El «botón» que pueden pulsar cuando tienen una necesidad es el «cordón umbilical» que les une a la sociedad. En el mundo rural ha sido un gran adelanto.
«Cruzo la calle y estoy en el centro de salud si hago falta para algo», explica. «El móvil también da autonomía y libertad. Reduce la diferencia que hay entre el mundo urbano y el rural», aunque reconoce que en el primero cada vez hay más necesidades de este tipo porque también aumenta la soledad de las personas.