Guardianes del Mundo Rural

 

A continuación, y a través de los textos de Julio Alvira, se muestran algunas de las escenas que de manera habitual encontramos en los pueblos de la provincia de Huesca. Pequeños trazos de la vida cotidiana de diferentes personas que habitan en el mundo rural y que sin quererlo se convierten en los mejores guardas de sus valores. Individuos que han apostado por el medio rural para construir su historia individual y que sin quererlo han convertido a los pueblos del Alto Aragón en lugares lleno de posibilidades.

 

>> Conoce otras historias en vídeo

 

"La gente responde a las convocatorias"

"La gente responde a las convocatorias"

Mery López - Asociación de Mullés

 

El amor hizo mudarse a Mery López de An­doain, cerca de San Sebastián, a Fonz. El cambio fue grande. Se había casado con un agricultor y ganadero de la villa mediocin­queña y era más fácil su cambio que el de su cónyuge. Pasó el lógico tiempo de adapta­ción a la nueva población y a sus nuevos ve­cinos, disfrutando ahora de la vida en Fonz.

Su apuesta por el asociacionismo se plasmó en la colaboración para constituir la «Aso­ciación de mullés Santa Águeda» de Fonz, hace unos cuatro años. Comenzó ayudando a las mujeres que organizaban actividades en la localidad. No quería que se perdiera la celebración de Santa Águeda, «que es una fiesta muy maja» Y ahora, ¿volvería a San Sebastián? «Ahora no me muevo de aquí. Voy un fin de semana o de vacaciones». Considera que es más cómodo vivir aquí. La gente, añade Mery, cuida el pueblo y es de agradecer. Además, Fonz está muy bien situado.