Guardianes del Mundo Rural

 

A continuación, y a través de los textos de Julio Alvira, se muestran algunas de las escenas que de manera habitual encontramos en los pueblos de la provincia de Huesca. Pequeños trazos de la vida cotidiana de diferentes personas que habitan en el mundo rural y que sin quererlo se convierten en los mejores guardas de sus valores. Individuos que han apostado por el medio rural para construir su historia individual y que sin quererlo han convertido a los pueblos del Alto Aragón en lugares lleno de posibilidades.

 

>> Conoce otras historias en vídeo

 

"Prefiero lo rural, la ciudad me pone nervioso"

"Prefiero lo rural, la ciudad me pone nervioso"

Bernardo Vergara - Dibujante en su casa

 

«El dibujante de prensa no hace periodismo, si­no chistes sobre lo que escriben los periodistas». Así resume su trabajo Bernardo Vergara. Vive en Yéqueda, muy cerca de Huesca, al pie de las sie­rras exteriores del Prepirineo. Es de Pamplona, «pero tengo una vocación pueblerina arraigada. Me tira el monte, el campo. La ciudad me pone nervioso, en general».

Vivir en un pueblo pequeño no supone ningún problema para realizar su trabajo. El dibujante de prensa tiene que estar bien informado y actual­mente la red permite esto desde casi cualquier lugar. Eso no le impide reclamar la fibra óptica pa­ra mejorar la conexión con Internet o un autobús para bajar a Huesca.
Ha publicado en Diario del Altoaragón, Heraldo de Aragón, El Jueves o Público y ahora en eldiario.es. Forma parte de orgulloysatisfaccion.com, una publicación en la red que realizan cinco dibujan­tes, cada uno en un lugar de la geografía española. Se comunican por Skype, correo electrónico y comparten la tarea en la nube.

Los dibujantes de prensa, continúa explicando, suelen trabajar en su casa. Los hay que están en la redacción, figurando en la plantilla del me­dio, pero son pocos. En el mundo rural, añade, se vive mejor, más tranquilo, tienes menos interrup­ciones y «estoy en la gloria».