Guardianes del Mundo Rural

 

A continuación, y a través de los textos de Julio Alvira, se muestran algunas de las escenas que de manera habitual encontramos en los pueblos de la provincia de Huesca. Pequeños trazos de la vida cotidiana de diferentes personas que habitan en el mundo rural y que sin quererlo se convierten en los mejores guardas de sus valores. Individuos que han apostado por el medio rural para construir su historia individual y que sin quererlo han convertido a los pueblos del Alto Aragón en lugares lleno de posibilidades.

 

>> Conoce otras historias en vídeo

 

"Se aprecia más el día a día"

"Se aprecia más el día a día"

María Pilar Torres - De alumna a profesora

 

María Pilar Torres nació en Venezuela, de padres aragoneses. Vino al valle de Benasque, donde tenía familia, por una oportunidad de trabajo en el sector de la Hostelería. Estudió dos años esta profesión en la Escuela de Guayente y otros dos para el título superior en Asturias. Trabajó seis años como pastelera en Barcelona y regresó al valle ribagorzano, donde ejerce de profesora de esta especialidad en la Escuela en la que se for­mó, en Guayente.

Es obligado preguntar por la sensación que se tie­ne con este cambio. «Es la otra cara de la mone­da. Hay otros métodos y esquemas que los exis­tentes en mi época escolar, pero es interesante también». Además, ella ha sido estudiante allí y no hace tanto tiempo que estaba en el otro lado del aula. La experiencia sirve.

Aquí se encuentra bien. Echa de menos la línea horizontal de la playa en su tierra natal, pero hay otros atractivos. Destaca la tranquilidad y explica que «en Barcelona, el obrador, la fábrica, la venta… la presión era mayor». Aquí es diferente y esa tranquilidad «es emocional y espiritual, el monte sin teléfonos, sin ruidos, sin coches, las estrellas...». Se aprecia el día a día sin las rutinas de la ciudad que encorsetan la vida cotidiana. Lo que no le acaba de convencer es esta entrevista porque a ella le gusta pasar desapercibida. Bueno, acabamos para que siga con su dulce trabajo.