Hemeroteca 2014

Antonio Cosculluela destaca el carácter integrador y social de la promoción y comercialización de la patata de Chía
Antonio Cosculluela destaca el carácter integrador y social de la... 03-11-2014
El presidente de la Diputación Provincial de Huesca ha participado este fin de semana en la nueva edición de esta jornada y ha destacado "el importante valor que tiene la puesta en marcha de proyectos novedosos en el medio rural".
"La comercialización de la patata de Chía va a permitir recuperar un cultivo autóctono de la zona, hacerlo con técnicas tradicionales, generar actividad económica y, lo que es un valor añadido, la posibilidad de que personas con algún tipo de discapacidad puedan integrarse en el mercado laboral", ha dicho Cosculluela. Además, a partir de la próxima campaña este producto estará ya catalogado como patata ecológica de Chía.

Las calles de la localidad de Chía han albergado este fin de semana la III Feria de la Patata, durante la cual se ha puesto de manifiesto la importancia de la iniciativa para potenciar el cultivo tradicional de este tubérculo en el municipio y comercializarlo a través del Centro de Ocupación Socio-Laboral de El Remós. El presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela, ha inaugurado esta jornada en la que ha estado acompañado por el alcalde, Enrique Barreu, por el presidente de la Asociación de Productores de Patata de Chía, Arturo Lanau, así como por el presidente de la Comarca de La Ribagorza, Pepe Franch. Además han asistido los otros cuatro concejales de la corporación local así como alcaldes y otros ediles de la comarca y numerosos vecinos de la comarca.

Este municipio, situado a más de 1.200 metros, tiene una reconocida tradición en el cultivo de la patata, que constituía una importante actividad económica del pueblo sobre todo tras la Guerra Civil, si bien, con motivo de la despoblación que los pueblos del Pirineo aragonés fueron padeciendo en los años 60 y 70 del siglo XX se fue perdiendo el peso que esta actividad tenía en el municipio.
A raíz de constituirse la Asociación hace poco más de dos años gracias al interés mostrado por seis familias del municipio, con el apoyo del Centro de Ocupación Socio-Laboral El Remós, se está llevando a cabo la promoción de este tubérculo y se ha impulsado de nuevo el cultivo de la patata de manera que pueda ser una actividad complementaria para las economías familiares de Chía.

La Asociación de Productores de Patata de Chía, organizadora de este evento con el respaldo de la DPH y del Ayuntamiento, ha inscrito ya todas las fincas donde se cultiva este tipo de tubérculo en el municipio en el comité de agricultura ecológica de Aragón y, tal y como ha anunciado Arturo Lanau “la próxima campaña recogeremos ya patata catalogado como ecológica de Chía”.

La Feria es uno de los cauces para dar a conocer este producto. El buen tiempo  ha acompañado a la jornada ha animado a un público numeroso y se han servido más de 1.300 raciones de 'patatas colgadas', una cifra similar a la pasada edición y que ha servido para dar a degustar este plato típico de montaña.

Desde la asociación se trabaja ya en otras acciones. La más inmediata es  comercializar este año 30.000 kilos de patata. Para ello cuentan con la colaboración y trabajo del Centro de de Ocupación Socio-Laboral de El Remós, que atiende a personas con algún tipo de discapacidad y ve en esta acción una forma de contribuir a la inserción socio-laboral de las mismas. “Ha sido un año muy bueno, la planta se ha desarrollado en su plenitud y la cosecha ha sido buena”, ha dicho Arturo Lanau, quien ha añadido que ya se está comercializando en establecimientos comerciales y de restauración de las provincias de Huesca, Zaragoza y Lérida.

“Esta iniciativa aglutina varios elementos que la hacen muy interesante tanto para el desarrollo de esta zona de la Alta Ribagorza como para el resto de la provincia ya que en breve espacio de tiempo, escasamente tres años, han conseguido ponerlo en el mercado”, ha dicho Cosculluela. “Es un ejemplo a seguir ya que posibilita recuperar y mantener una actividad económica y además lo hace siguiendo las técnicas y labores tradicionales, fomenta el cultivo de un producto autóctono, promociona el consumo de este tubérculo como un alimento natural y, además tiene un valor añadido: el hecho de contar para el envasado y para la comercialización con el centro El Remós posibilita la inserción sociolaboral de personas con discapacidad”, ha añadido el presidente de la DPH.

El alcalde, Enrique Barreu, se siente orgulloso de esta iniciativa. “Gracias a la unión de los vecinos, a la implicación de las familias, se están consiguiendo los retos de promoción y comercialización”. Para Barreu, además de la importancia del valor económico, hay otros valores igualmente destacados que son la unión y la participación de los vecinos en esta iniciativa.

La Feria de la Patata de Chía cuenta con una gran aceptación entre los vecinos de la comarca y de hecho han sido muchos quienes han estado en este pueblo para participar en algunas de sus actividades. José Franch ha puesto de manifiesto la importancia de que “este tipo de iniciativas se lleven a cabo sobre todo en pueblos pequeños”.

Además de la apertura del mercado, ha tenido lugar también una exposición ganadera y actividades de entretenimiento infantil y exhibición de juegos tradicionales. Por la tarde habrá una demostración del juego de las quillas por mujeres de Benasque y una muestra del trabajo en el campo con animales.

Audios

El Presidente, sobre la integración social de personas con discapacidad del proyecto.
El Alcalde de Chía, sobre los beneficios económicos y sociales que supone esta iniciativa
Arturo Lanau, sobre la catalogación de la patata de Chía como producto ecológico