Hemeroteca 2014

Dos documentales, un corto y un largometraje reciben las ayudas para el sector de la Diputación Provincial
Dos documentales, un corto y un largometraje reciben las ayudas para el... 05-11-2014
La Diputación de Huesca ha resuelto la convocatoria de las becas, dotada con 12.000 euros, con el objetivo de financiar proyectos cinematográficos o videográficos realizados por altoaragoneses o que tienen al territorio altoaragonés como protagonista.

 

Los proyectos de los altoaragoneses Maxi Campo, Isabel Noguero, Orencio Boix y Eugenio Monesma obtienen las ayudas para el sector audiovisual de la Diputación Provincial de Huesca. Entre los cuatro recibirán un total de 12.000 euros, que la DPH destina por segundo año consecutivo a facilitar a los creadores audiovisuales la producción de cortometrajes, mediometrajes, documentales o videoclips que tienen como escenario la provincia de Huesca o como argumento principal sucesos ligados a la historia o el patrimonio artístico del territorio altoaragonés.

En esta segunda edición, los proyectos reconocidos han sido dos documentales, un corto y un largometraje. Los documentales son están centrados en el Ball dels Salvatges, del oscense Eugenio Monesma, y La nieve, el lápiz y la hierba, de Isabel Noguero. Por su parte, el cortometraje se titula Descubriendo a Mosén Bruno, de Maxi Campo, y el largometraje es Análisis de sangre azul, coescrito por Orencio Boix.

En agosto de este año, el realizador oscense Eugenio Monesma viajó hasta Benabarre para grabar un documental etnográfico sobre la fiesta del Ball dels Salvatges, una tradición única que la localidad ribagorzana recuperó en 2007. El resultado han sido dos documentales divulgativos en los que recoge la historia del Ball, el proceso de recuperación y la última representación que tuvo lugar hace unos meses. Además de mostrar visualmente el Ball dels Salvatges, el documental contiene entrevistas a varios de los protagonistas que han hecho posible la recuperación de esta tradición.

El otro de los documentales seleccionados es de la barbastrense Isabel Noguero, productora asociada de La nieve, el lápiz y la hierba. Se trata de un proyecto para televisión que firma su hijo Arturo Méndiz Noguero. De unos 55 minutos de duración, mostrará cómo es la vida en la escuela rural unitaria de los valles pirenaicos del Cinca y el Cinqueta, y cuyo rodaje está previsto para este invierno.

Descubriendo a Mosén Bruno es el título del cortometraje de ficción-documental por el que Maxi Campo, natural de Aínsa, ha obtenido otra de las becas de la DPH. Con él, Campo pretende preservar y transmitir la figura de uno de los personajes aragoneses más populares del Pirineo, especialmente en la comarca de Sobrarbe. En este corto, el realizador recoge parte de las anécdotas más conocidas del famoso párroco y las integra en una historia de ficción que se desarrolla en la localidad de Saravillo, en el valle de Chistau.

La última de las becas es para el oscense Orencio Boix quien presentó el largometraje Análisis de sangre azul, del que es coguionista y ayudante de dirección junto a la zaragozana Blanca Torres. Este filme, que se ha rodado durante varios meses de este año en los valles de Tena y Chistau, comienza con la aparición de un cadáver en las pistas de esquí de Formigal, esqueleto que pronto es identificado como “el inglés”, un individuo muy popular entre los círculos médicos y convertido casi en leyenda entre la gente de los Pirineos.

El jurado ha estado compuesto por profesionales del ámbito de esta convocatoria entre los que se encontraban Ángel Garcés, por la Fundación Festival de Cine de Huesca, Ángel Gonzalvo, coordinador del programa “Un día de Cine”, Marina Díaz, técnico de cine y audiovisuales del Instituto Cervantes, y Teresa Luesma, técnico de artes plásticas de la Diputación Provincial.