Hemeroteca 2014

El Pirineo aragonés cuenta con un nuevo 'Sendero para todos' en su extremo más nororiental que descubre una panorámica del Valle del Isábena
El Pirineo aragonés cuenta con un nuevo 'Sendero para todos' en su... 23-07-2014
La Diputación Provincial de Huesca sigue ampliando la oferta accesible en la provincia con tres kilómetros de senderos adaptados donde ha invertido más de 350.000 euros y trabaja en varios miradores accesibles que podrán disfrutarse en los próximos meses.
De forma paralela, la DPH continúa financiando el mantenimiento de los senderos de gran recorrido más transitados como es el caso de la senda prepirenaica.

Una jornada de convivencia y de intercambio de experiencias y necesidades entre responsables institucionales, de las entidades del sector de la discapacidad, del montañismo aragonés, agentes y empresarios turísticos, además de usuarios y vecinos, ha sido el mejor modo para abrir el sendero accesible del Isábena. El máximo responsable provincial, Antonio Cosculluela, es quien ha encabezado el grupo de más de sesenta personas que hoy ha recorrido esta infraestructura plenamente integrada en la naturaleza, la tercera de estas características que se abre en el Pirineo aragonés y la primero en la zona nororiental de la provincia, ya que los otros dos senderos se localizan en las inmediaciones de Bielsa y en Santa Elena, en Biescas.


Este nuevo sendero accesible, que finaliza en un impresionante mirador al valle del Isábena con vistas del Alins, el Turbón o el macizo del Cotiella, se ha inaugurado después de que la Diputación Provincial de Huesca haya terminado la segunda fase de los trabajos, en concreto el tramo que parte de la pista del bosque de Pegá hasta llegar a las laderas más escarpadas sobre el curso del río. En palabras de Antonio Cosculluela, “lo que se ha hecho aquí es plasmar en infraestructuras el compromiso que tiene la Diputación Provincial para hacer accesible el medio natural según las capacidades de cada uno, es decir, que todas las personas puedan disfrutar de estos espacios con facilidad y seguridad” porque, según el Presidente de la DPH, “están pensados para ellos de principio a fin”. La Diputación ha invertido más de 350.000 euros en esta oferta de turismo accesible que ya cuenta con tres kilómetros adaptados desde que en 2008 comenzaba el programa ‘Senderos para todos’ que se seguirá ampliando con varios miradores accesibles que podrán disfrutarse en los próximos meses.


Antonio Cosculluela ha visitado la nueva infraestructura accesible en compañía del presidente de la Comarca de la Ribagorza, José Franch, y los alcaldes de los municipios de Laspaúles y Bonansa por los que transcurre el sendero, Ignacio Espot y Marcel Iglesias, quienes han destacado la colaboración de los particulares de ambos municipios propietarios de los terrenos del trazado e “invertir en este tipo de infraestructuras para acercarnos a esa igualdad real que todos queremos”, ha dicho el primer edil de Bonansa, a unos tres kilómetros de este sendero. Junto a ellos han estado los responsables de Promoción, Desarrollo y Medio Ambiente, y Bienestar Social de la Diputación Provincial, Javier Betorz y Luis Felipe, respectivamente así como representantes y usuarios de organizaciones como la ONCE, CADIS, Asociación Down, Cruz Roja o El Remós del valle de Benasque, pero también empresarios y agentes del sector turístico, alojamientos accesibles, y el equipo técnico que ha dirigido la obra integrado por Francisco Orduna, jefe del área de Desarrollo de la DPH, y por Prames, empresa encargada de ejecutar las obras, entre los que se encontraba su gerente, Modesto Pascau, y otros responsables del área de senderos como José Luis Piñeiro, quien ha dirigido la obra y se ha encargado hoy también de la explicación técnica para dar a conocer a los asistentes de los elementos diferenciadores de esta infraestructura.


Sendero accesible integrado en el medio natural


El sendero parte prácticamente del borde de la carretera autonómica A-1605 -a la altura del kilómetro 48,6-, que une Graus con la N-260 en Montanuy y que, a su vez, comunica con las principales poblaciones altoaragonesas y de la vecina Lérida. Está dentro del espacio natural protegido conocido como la Garganta de Obarra y de una zona de especial protección para las aves, El Turbón y Sierra de Sis. Un tramo atraviesa un bosque de pino silvestre y otro más abrupto donde domina la vegetación natural de boj salpicada de especies caducifolias como robles, pinos, serbales o hayas. A la hora de hablar de fauna, también es probable la presencia de mamíferos como el jabalí, el corso o el zorro, así como de aves rapaces, entre ellas perdices, carboneros o herrerillos, pero también pueden encontrarse reptiles o anfibios.

Este itinerario, con una longitud en línea recta de cerca de 500 metros y plenamente integrado en esta zona natural, está construido y diseñado especialmente para personas con limitaciones físicas o psíquicas, invidentes, personas con movilidad reducida, mujeres embarazadas, niños y mayores, para desplazarse con carritos de bebé, pero también para el público en general. Para ello, cuenta con elementos que funcionan como guía para personas con discapacidad de manera que puedan desplazarse por sus propios medios y, a la vez, interactuar con el medio a través de interpretación sensorial con experiencia real. El mobiliario se compone de bancos y mesas adaptadas, apoyos isquiáticos, indicaciones metálicas para identificar los puntos de parada y paso de peatones para atravesar la pista que lo cruza y parking adaptado reservado con acceso directo al sendero (4 plazas, más de una de autobús). Los paneles de interpretación son de fácil lectura, con lenguaje braille, en altorrelieve, colores contrastados y macro caracteres.

La inversión ha superado los 120.000 euros, financiados por la DPH y en este caso también por la Comarca de la Ribagorza a través de su Plan de Competitividad Turística.


130.000 euros de la DPH para actuaciones en el GR 15


El Presidente, Antonio Cosculluela, también ha anunciado hoy que la Diputación Provincial de Huesca va a financiar un programa de actuaciones planteado por la Federación Aragonesa de Montañismo en varios tramos del sendero GR 15 para su conversión en Sendero Turístico de Aragón de interés autonómico. Se trata de un itinerario de media montaña, muy frecuentado durante todo el año, al que se puede acceder desde el sendero accesible del Isábena y que atraviesa el norte de la provincia de Huesca, en paralelo al trazado de los Pirineos, desde Pont de Suert (Lérida) hasta el límite con Navarra, teniendo su continuidad tanto en todo el territorio foral de Navarra como en Cataluña con el GR 3.


Tal como ha explicado el máximo responsable provincial, construir estos senderos ha supuesto un esfuerzo hasta llegar a los 5.000 kilómetros de senderos balizados, “y ahora estamos centrados en el mantenimiento de aquellos más transitados que también significa hacer más accesible el medio”, afirma Cosculluela, para quien “transitar por un sendero marcado hace más difícil que la gente se pueda extraviar”. En la conocida como senda prepirenaica hacia el este, se va a realizar “un conjunto de actuaciones de acondicionamiento, desbroce y señalización”, para los que la DPH destinará 130.000 euros, comprendiendo dos grandes tramos que se extienden a lo largo de 82 km, entre Fanlo y Tella (incluye las etapas 5 y 6 del GR 15 y la variante GR 15.1) y el tramo de Seira al límite con la provincia leridana en el Pont de Suert (correspondiente a las etapas 1 y 2 del GR 15) y que prolongaría los trabajos que ya se han ejecutado en el trazado Fanlo-Broto-Biescas.

Audios

Antonio Cosculluela, sobre el mantenimiento de la red de senderos
Javier Betorz, sobre los miradores accesibles
Los alcaldes de Bonansa y Laspaúles hablan sobre el nuevo sendero
Antonio Cosculluela, sobre el nuevo sendero accesible
El presidente de la Comarca de la Ribagorza, José Franch, habla sobre el sendero