Hemeroteca 2014

La Diputación de Huesca incrementa la ayuda económica para agilizar la apertura del Refugio de Cap Llauset
La Diputación de Huesca incrementa la ayuda económica para agilizar la... 30-09-2014
Este refugio se ubica en el macizo del Posets-Maladeta y dentro del Parque Natural del mismo nombre.
Es el tercer y último año de un convenio firmado en 2012 entre Diputación Provincial de Huesca, Ayuntamiento de Montanuy y Federación Aragonesa de Montañismo. En los dos primeros años se había invertido un total de 350.000€ entre los firmantes más una aportación puntual de 130.000€ del programa de desarrollo rural Ribagorza Románica.

Las obras del Refugio de Cap de Llauset avanzan notablemente y la puesta en servicio de al menos la mitad de sus instalaciones será en poco más de dos años una realidad. Así lo ha confirmado el Presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela, que ha conocido in situ la construcción de este nuevo refugio de montaña gracias al cual se amplía y mejora la red de refugios de montaña en el Pirineo aragonés, sobre todo en la parte más oriental de esta cordillera en Aragón, en el macizo de la Maladeta, que es el macizo con más tresmiles y menos refugios de todo el Pirineo.

Están avanzadas las conversaciones y próximo el acuerdo entre los tres firmantes para comprometerse al próximo convenio gracias al cual se concluirán las obras que permitan al menos la puesta en marcha del refugio con una parte significativa de su capacidad de alojamiento, a ser posible en otoño de 2016.

Con Antonio Cosculluela han estado el vicepresidente de esta institución, Miguel Gracia, y el diputado responsable de Promoción, Turismo y Medio Ambiente, Javier Betorz. Además, hasta el Refugio del Cap de Llauset han subido también el alcalde de Montanuy, José María Agullana, en cuyo término municipal se ubica este equipamiento y otros miembros de la corporación y técnicos municipales; por parte de la Federación Aragonesa de Montañismo ha estado Jesús Rivas, vicepresidente de Infraestructuras,  y por Peña Guara, su presidente, Manolo Bara.  Además, ha estado el gerente de Prames, Modesto Pascau, y otros técnicos de esta sociedad, como la jefe de obra, María Lalaguna, además de los arquitectos Alejandro Royo y Ramón Solana, así como el responsable de brigada que trabaja en el Parque Natural Vicente Joaquinet.

“La colaboración entre instituciones como Diputación de Huesca y Ayuntamiento de Montanuy con la Federación Aragonesa de Montañismo está siendo fundamental para sacar adelante este tipo de iniciativas que contribuyen al desarrollo de la zona, ya que el sector turístico y deportivo viene de esta forma a complementar la economía que el sector primario, y sobre todo la ganadería, predominan en esta parte más oriental de nuestra provincia en la zona pirenaica”, ha dicho Antonio Cosculluela. El Presidente de la DPH ha destacado la colaboración con el Ayuntamiento de Montanuy y la Federación Aragonesa de Montaña. Los responsables de ambas entidades han agradecido el respaldo de la DPH.

“Es un equipamiento muy demandado por esta parte del Pirineo aragonés más oriental”, ha dicho José María Agullana, quien ha recordado además la despoblación que padecen estos pueblos pirenaicos y la importancia de inversiones que promuevan el desarrollo de la zona.

Por su parte, Modesto Pascau, en representación tanto de Prames como de la FAM, ha explicado las repercusiones positivas que este refugio conllevará tanto para quienes realizan el GR11 como para los posibles usuarios de excursiones de un día. Pascau ha dicho que “este macizo es uno de los más importantes del Pirineo aragonés y el que menos refugios tiene, de allí la importancia que tiene la construcción y puesta en marcha de este refugio”.

En la actualidad las obras se encuentran notablemente avanzadas. Las previsiones son que gracias a la inversión correspondiente al convenio en vigor, así como a la addenda antes mencionada, este año antes de final de octubre se pueda dejar finalizada exteriormente  la construcción de las dos bases-sótano y uno de los dos edificios que componen el refugio, un paso importantísimo de cara a conseguir una pronta prestación de servicios en el refugio.

El presupuesto previsto para la elaboración y construcción de este refugio asciende a 2,5 millones de euros. Lo está construyendo Prames y su titularidad corresponderá a la FAM, está ubicado a 2.450 metros de altura, siendo el más alto de los refugios guardados en el Pirineo aragonés y tendrá al terminar una superficie total construida de 939,65 metros cuadrados entre los dos edificios.  En el que queda para terminar más adelante se ubica la planta semisótano de 150 m² donde estará  un punto limpio para gestión de basuras, los depósitos del agua, el cuarto eléctrico y la sala de calderas y el almacén. En la planta baja del edificio que se está terminando exteriormente se ubicarán los servicios de cocina, recepción, comedor, guardaesquíes, enfermería y taquillas, además de otros espacios dedicados a aseos y para poder secar la ropa. En la planta primera de este edificio y en el aledaño se ubicarán los dormitorios de los montañeros y estancias de los guardas. El conjunto se completa con una serie de instalaciones auxiliares como son la depuradora, la estación meteorológica, una base de helipuerto y el abastecimiento de agua.

La FAM, de la mano de los arquitectos del proyecto Alejandro Royo y Ramón Solana, ha querido aplicar en el diseño de este refugio los elementos constructivos más modernos en cuanto a la limpieza del proceso constructivo y el mantenimiento y gestión posterior del edificio.

Así, y siguiendo diversas y recientes experiencias de refugios en diferentes países de los Alpes como Austria, Suiza y Francia, se ha optado por un edificio construido internamente en módulos prefabricados, de manera que in situ en la obra solamente se realiza ya su montaje a modo de mecano.

Estos módulos, por el material utilizado y el hecho de ir construidos previamente, facilitan la capacidad de aislamiento del edificio, y por tanto el menor consumo de energía para mantenerlo a temperaturas agradables. El recubrimiento de los mismos se realiza en chapa gris, integrando así el refugio en los colores predominantes de su entorno granítico, a la vez que consiguiendo una estructura compacta y muy acorde a soportar los rigores del clima de alta montaña. Las bases de los dos módulos que componen el refugio sí son de obra, y su recubrimiento se realiza con la misma piedra granítica del entorno, esta vez colocada en seco.

Su ubicación cumple, en el plano deportivo, varios aspectos importantes. Por un lado, se encuentra en pleno trazado del GR11, la Senda Transpirenaica, el sendero por etapas más transitado y que no contaba con un refugio en este tramo. Está a los pies de toda una serie de picos de más de tres mil metros que componen todo el extremo oriental de las Maladetas. Permite planificar, junto al refugio de La Renclusa, un magnífico recorrido de carácter alpino y circular al pico Aneto y al macizo de las Maladetas, y además es punto de apoyo para la realización de diferentes circuitos de montaña por los múltiples ibones que salpican todo su entorno.

No hay duda que este refugio viene a cubrir, desde este punto de vista y del de la seguridad, un gran hueco en una de las zonas de alta montaña más espectaculares de nuestro Pirineo.

La Red de refugios de la FAM

La FAM gestiona un total de 18 albergues y refugios de montaña en Aragón , 15 de ellos guardados todo el año y de los cuales 13 en la provincia de Huesca, a los que habrá de sumar pronto éste de Cap de Llauset.

Los refugios se han demostrado como elementos dinamizadores del territorio donde se ubican, atrayendo a deportistas de muchos puntos (sólo un 15% de las pernoctas de los refugios de la FAM son aragoneses), que no sólo pernoctan en el refugio, sino que lo hacen además en otros establecimientos del valle, o simplemente les sirven como fin de una ruta senderistas a aquellos turistas que pasan varios días visitando ese territorio.

En concreto, en 2013 los refugios de la FAM registraron 76.442 pernoctas. Desde enero a agosto de 2014 se llevan recogidas 64.808, un 11% más que en ese mismo periodo de 2013, aunque la diferencia mayor entre los dos años viene marcada sobre todo por el periodo de primavera, ya que el incremento de pernoctaciones entre el verano (julio y agosto) de 2013 y de 2014 ha sido de un 5%.

Audios

El Presidente sobre lo beneficios económicos de los refugios
Cosculluela destaca el compromiso de la DPH, federación de montaña y ayutamientos en la mejora de estas infraestructuras
El Alcalde de Montanuy sobre la imrportancia de la obra para el municipio
Modesto Pascau sobre la creación de empleo garcias a los refugios