Hemeroteca 2015

Control y pasión en el clave de Aapo Häkkinen
Aapo Häkkinen en Santa Cruz de la Serós Aapo Häkkinen en Santa Cruz de la Serós 17-08-2015 Festival Camino de Santiago

Organizado por la Diputación de Huesca, la noche del domingo acogió la décima y última de las citas del XXIV Festival Internacional en el Camino de Santiago, esta vez de nuevo en la Iglesia de Santa María de Santa Cruz de la Serós. Tras participar el día anterior con cuatro conciertos de Johann Sebastian Bach con la Helsinki Baroque Orchestra junto a su maestro Pierre Hantaï, Aapo Häkkinen se atrevió en solitario con dos atractivos repertorios de compositores ingleses, 'William Byrd (1540-1623) y Orlando Gibbons (1583-1625)'.

William Byrd (1540-1623) debe su fama a los últimos años de la época de los Tudor y de la primera de los Estuardo. Perteneciente al Renacimiento Tardío, Byrd cultivó diversidad de géneros, alternando música sagrada y polifonía profana, con música para teclado y de ministriles. Casi medio millar de composiciones con su particular sello y estilo le hacen todo referente del viejo continente.

Orlando Gibbons (1583-1625) fue organista en la Capilla Real de Jacobo I, Bachelor of Music en Cambridge (1606), Músico de Cámara del Rey (1619), Doctor of Music en Oxford (1622) y organista de la Abadía de Westminster (1623), trayectoria que le eleva como referente en partituras para teclado y voz destinada a los oficios religiosos. Aun así, muy versátil, Gibbons participó con media docena de piezas en la primera colección impresa de música de teclado en Inglaterra, Parthenia.

Ambos —William Byrd y Orlando Gibbons— coinciden en saber desarrollar melodías aparentemente sencillas, para enriquecerse después en varios subtextos musicales, bellos e intensos, representación que supo mostrar con las mismas dosis de control y pasión un concentrado Aapo Häkkinen en Santa Cruz de la Serós. Un precioso concierto de clave que en todo momento conectó con el público, y que sirvió para poner broche de oro a las diez actuaciones que este año acogió el XXIV Festival Internacional en el Camino de Santiago.