Hemeroteca 2015

El Vivero Provincial prepara más de 50.000 árboles y plantas para ponerlos a disposición de los municipios altoaragoneses
Imagen de las plantas en el Vivero Provincial de la DPH. Imagen de las plantas en el Vivero Provincial de la DPH. 14-10-2015 Servicios a ayuntamientos

La Diputación de Huesca iniciará la campaña de árboles y arbustos del Vivero Provincial el próximo 3 de noviembre, fecha desde la que ayuntamientos, comarcas y entidades menores de la provincia podrán solicitar la planta para repoblar entornos y adornar los parques y jardines de las localidades altoaragonesas. Este ha sido uno de los puntos que ha aprobado hoy la Comisión de Desarrollo Territorial y Medio Natural, presidida por la socialista Maribel de Pablo, además de la prórroga del convenio con Arcadia durante un año más para dar apoyo a los programas de inserción laboral que se desarrollan en las instalaciones del Vivero Provincial.

Un total de 51.660 plantas son las que el Vivero de la Diputación Provincial de Huesca pondrá a disposición de los ayuntamientos, a un precio muy reducido, casi simbólico. Entre las más de cien especies diferentes de árboles, arbustos y plantas aromáticas, los más numerosos en la oferta de este año son los pinos (carrasco, laricio, negro, piñonero o silvestre), hayas, los rosales, aligustres de seto, madroños, seguidos de los olmos, robles, tuyas, encinas, adelfas, quejigos, orégano, lavanda o palmito. Además, como novedad, se incluye un árbol de parque y desarrollo rápido, originario de China, y que se conoce como metasequoia.

Para solicitar la planta, en maceta o raíz desnuda, los ayuntamientos podrán hacerlo desde el 3 de noviembre y hasta agotar existencias remitiendo la solicitud a la Diputación Provincial

Estas especies se eligen en función de la demanda de ediciones anteriores y según el resultado y adaptación de la planta a cada uno de los pueblos, ya que varían en función de la ubicación de la localidad y de la climatología propia. Para solicitar la planta, en maceta o raíz desnuda, los ayuntamientos podrán hacerlo desde el 3 de noviembre y hasta agotar existencias remitiendo la solicitud a la Diputación Provincial. Las peticiones se atenderán por riguroso orden de llegada y, a partir del 14 de diciembre, podrán recoger la planta solicitada en las instalaciones del entorno de la capital altoaragonesa, en la carretera de Arguis, de lunes a viernes y en horario de 8 a 14 horas.

Esta campaña y la de la flor en primavera son posibles gracias a la labor que se realiza durante todo el año en el Vivero Provincial. Sus instalaciones son testigo de todo el proceso de desarrollo de diversas especies vegetales, que comienza con la manipulación de las semillas. Básicamente se trabaja con plantas ornamentales que se siembran en invierno, se dejan germinar unas tres o cuatro semanas aproximadamente, se cultivan durante cinco o seis meses y, posteriormente, se trasplantan a la maceta o al campo.

Más tarde, en primavera, se trasladan las plantas al exterior para que alcancen la madurez. Algunas de ellas se plantan en el campo, donde se dejan los años que haga falta, en función de las necesidades de cada especie. Finalmente, se arrancan las plantas para dárselas a los ayuntamientos que las han solicitado. Por ejemplo, los chopos están listos en dos o tres años, mientras que el castaño de indias necesita entre siete y diez. En cualquier caso, todas las especies abandonan el Vivero en perfectas condiciones, avaladas por estudios fitosanitarios. Además de la siembra y recogida de los arbustos y plantas, en el Vivero también se fabrica el compost con el que se abonan, lo que convierte a esta instalación provincial en prácticamente autosuficiente.

Arcadia: una ayuda especial
Para llevar a cabo todas estas tareas, los técnicos del Vivero cuentan con una ayuda muy especial, la de cerca de veinte integrantes de Arcadia. La Diputación Provincial de Huesca tiene en vigor un convenio de colaboración con la Fundación Agustín Serrate para dar apoyo a estos programas de inserción laboral que con el acuerdo de la Comisión de hoy se prorroga un año más y para lo que la DPH aportará una cuantía de 55.000 euros.

Concretamente, al Vivero acuden diariamente y de forma fija cuatro miembros del Centro Especial de Empleo Arcadia, además de entre diez y quince participantes del Programa de Integración Social y Laboral (taller ocupacional). Se trata de una colaboración que la Diputación de Huesca mantiene con la Fundación Agustín Serrate desde 1991, gracias a la cual un centenar personas con enfermedades mentales han podido acceder a un trabajo o a una ocupación.

Ellos conocen perfectamente los ciclos de la plantación, saben de las plantas que más gustan a los ayuntamientos de la provincia o de las que mejor se adaptan a cada clima. Entre las labores que desempeñan en el Vivero, destaca su apoyo a los trabajadores a la hora de preparar los árboles, el trasplantar, regar las plantas o el reciclaje, entre otras.