Hemeroteca 2019

La DPH adjudica por 725.000 euros un nuevo tramo de 3 kilómetros de la Aínsa-Arcusa que conecta Sobrarbe con el Somontano
La DPH adjudica por 725.000 euros un nuevo tramo de 3 kilómetros de la... 31-10-2019 Carreteras Desarrollo Rural

Este tercer tramo hasta la localidad de Guaso supone el empujón definitivo, tras años judicializado, de un eje que comunica los pueblos del Biello Sobrarbe con la cabecera comarcal y abre la zona al turismo hacia la Sierra de Guara. Antes de mediados del próximo año está prevista la finalización de esta fase de las obras, que quedarían culminadas con la ejecución de los ramales de acceso al propio Guaso, y hacia Aínsa y Boltaña.

La nueva partida adjudicada se suma a los 1,8 millones de euros invertidos hasta 2015 en los primeros nueve kilómetros. Lo que prioriza el responsable de Infraestructuras, Joaquín Monesma, es el papel que juegan estas inversiones cuando se trata de territorios apartados de las principales vías de comunicación, “y en este caso es dar respuesta y que sea una realidad la larga reivindicación de la gente de esta zona”.

En una de las zonas más despobladas y a la vez que más expectativas está abriendo para familias de jóvenes, la Diputación de Huesca invertirá 725.000 euros para afrontar la recta final de la demandada conexión entre Aínsa y Arcusa, que supone dar continuidad a la A-2205 con origen en el Somontano y acercar todos los pueblos del denominado Biello Sobrarbe al centro de la comarca.

De una vía sinuosa que fue adecentada por los propios vecinos de estas localidades hace varias décadas a una moderno eje con seis metros de calzada, ese será el cambio que propiciará la DPH para vecinos y cada vez más turistas que visitan a esta parte del territorio altoaragonés. A lo largo del mes de noviembre comenzarán unas obras que la DPH ha adjudicado a la empresa Santiago Angulo Altemir, que deberá concluir antes de mediados del próximo año. El tramo en el que se actuará es de 3 kilómetros para llegar a las inmediaciones del casco urbano de Guaso, tras dar acceso al pueblo de Latorrecilla, y parte de la margen izquierda del río Ena hasta donde ya está ensanchada y mejorada.

El responsable de Infraestructuras en la DPH, Joaquín Monesma, evidencia el papel que juegan estas “inversiones en territorios apartados de las principales vías” y refiriéndose a la Aínsa-Arcusa afirma que “no solo ve la luz la larga reivindicación de la gente de la zona, ese concepto que tanto se utiliza de eje vertebrador tiene aquí todo el sentido para estos pueblos”. Así se expresa Joaquín Monesma, tras años de un proceso judicializado, y quien habla del “revulsivo” que supone esta conexión en una zona que está despertando con inversiones en el sector turístico; es un nudo de comunicaciones, porque enlaza Sobrarbe con el Somontano, la Sierra de Guara y el municipio de Bárcabo.

Cuando terminen estos trabajos en un eje norte-sur con el núcleo de Guaso, tan solo quedará culminar la ejecución de los ramales de acceso al propio Guaso, a Boltaña y hacia Aínsa, cuyo ayuntamiento es titular de esta vía y con el que la DPH trabaja en común para las diferentes alternativas adoptadas. Tanto Joaquín Monesma como Enrique Pueyo, alcalde de Aínsa-Sobrarbe, coinciden en valorar el hecho de que “se pueda ver el final de un proceso que se dilata en el tiempo al entrar en la vía judicial”, para los inicios hay que remontarse a 2008 cuando se elaboró un primer estudio de trazado.

A este respecto, el primer edil del municipio considera que lo fundamental es “que los pasos y alternativas se hayan tomado en reuniones con los vecinos, desde el interés general, porque al final es a ellos a quienes afecta y se han tenido que armar de paciencia”. Para Pueyo, “es mucho más fácil hablar de asentamiento de población y decirle a una familia que puede venirse a vivir si antes hemos actuado en la mejora de las comunicaciones, las viarias y también de Internet con la banda ancha que está llegando” y destaca principalmente que “los vecinos tendrán más fácil llegar a la cabecera comarcal donde están los servicios, una simple peluquería, el centro de salud o la tienda”.

1,8 millones en los primeros 9 kilómetros
El tramo adjudicado se suma a los 1,8 millones de euros que invirtió la DPH en las dos primeras fases, algo más de nueve kilómetros desde Arcusa hasta el desvío a Urriales y de ahí a Latorrecilla. Al igual que en lo anterior, se continúa en el ensanche y mejora sobre la carretera existente con pequeñas variantes que mejoran de forma integral una parte de este discreto trazado de montaña que da servicio a un buen número de pequeñas poblaciones, entre las que además de Arcusa, Guaso, Latorrecilla y Urriales, se encuentran Castellazo, La Ripa, La Lecina y Gabardilla, Santa María de Buil o Sarratillo.

Son unos 18 los kilómetros que separan Arcusa de Aínsa y en esta tercera fase, entre el punto kilométrico 9,100 y la intersección Boltaña-Aínsa, donde se crearán dos carriles de 3 metros de ancho más el espacio para la señalización junto a trabajos para suavizar el trazado y la eliminación de curvas, la renovación de todo el firme, cunetas en el tramos de mayor pendiente…

Esta actuación integral permitirá reducir considerablemente el tiempo de los trayectos y, principalmente, incrementará la seguridad cuando se cruzan dos vehículos y al conducir de noche o con poca visibilidad por esta vía. A la vez, la DPH también continúa con las obras de otro importante eje para unir todas las poblaciones que se ubican entre la A-138 y la A-2205.