Hemeroteca 2019

Unas 5000 personas disfrutaron de las actividades de la última edición de ViSiONA
Anne Laure Boyer. Atlas oculto, 2012-2017 Anne Laure Boyer. Atlas oculto, 2012-2017 01-03-2019 Oferta cultural

En octubre de 2018 se presentó el nuevo eje argumental sobre el que se iba a centrar el programa de la imagen ViSiONA en este nuevo ciclo que se abría después de cinco años dedicado al álbum de familia.

El viaje y desplazamiento, entendido como proceso de cambio, de alteración, como un desplazamiento temporal o definitivo de la identidad, no solo personal, sino del territorio visitado o abandonado, fue la temática elegida para los próximos años de ViSiONA.

En esta edición de ViSiONA, el tema específico que se ha abordado es el de la despoblación, que se presenta, actualmente, como el primer problema de ordenación territorial del país, y que afecta directamente a la provincia de Huesca.

Así, desde las actividades que se han realizado desde ViSiONA se ha buscado obtener diferentes perspectivas del fenómeno de la despoblación desde la creación artística en torno a la imagen.

El domingo 24 de febrero cerró sus puertas la exposición "La memoria del territorio" que ponía punto final a las actividades de ViSiONA de esta edición sobre la despoblación. Se inauguró el 30 de noviembre y en el transcurso de estos meses la visitaron unas tres mil personas. La exposición despertó gran curiosidad entre el público especializado del territorio nacional y ha atraído a una gran afluencia de visitantes de fuera de la provincia.

Además, se hicieron veintiséis talleres didácticos por los que pasaron unos quinientos alumnos de diferentes colegios e institutos de la provincia de Huesca o asociaciones como ASAPME o Autismo Huesca.

Con ello se cumple uno de las objetivos del programa ViSiONA que es "avanzar un poco en el tema de la educación visual entorno a la imagen y la alfabetización visual y en acercar el arte contemporáneo a la gente y a los habitantes de Huesca", señala su director, Pedro Vicente.

En total, unas cinco mil personas han podido disfrutar de todas las actividades propuestas durante estos cinco meses, que han estado diferenciadas en cuatro ejes: exposiciones, formación, creación y audiovisuales.

Pedro Vicente, director de ViSiONA, ha destacado el gran éxito de público en las actividades realizadas y la repercusión nacional de dichas propuestas, tanto por la exposición "La memoria del territorio" como por el seminario en colaboración con la UIMP o el concurso de relatos sobre la despoblación, en colaboración con la Fundación Escritura(s) y los Talleres de Escritura Fuentetaja , en el que se presentaron 355 obras.

El seminario "Entropías del capital. Degradación y potencia" reunió en el salón de actos de la Diputación Provincial de Huesca a algunos de los pensadores actuales más influyentes, artistas y gestores culturales que promueven proyectos en las zonas rurales o personas que trabajan en contra la despoblación. 

Las propuestas que se han tenido lugar en esta edición han servido para visibilizar el fenómeno de la despoblación desde la reflexión y la creación. "Poner un pequeñísimo grano de arena no tanto para luchar contra la despoblación sino para concienciar a la gente sobre este fenómeno", según indica Vicente, era una de las pretensiones de esta edición.

Destaca también la participación en las actividades desarrolladas en diferentes enclaves de la provincia, como los cine-fórums en Almudévar y en Aínsa o las rutas en las que se pudieron visitar empresas como Tecmolde, pueblos de colonización como San Jorge y El Temple o estudios de artistas, como los de Miguel Mainar y Enrique Carbó.

A través de internet, la plataforma digital colaborativa Álbum de Huesca, cuenta, a partir de esta edición de ViSiONA, con más de 150 fotografías que pasan a integrar la memoria fotográfica de los habitantes de la provincia. Hasta el 31 de marzo se podrán incorporar más imágenes desde la web albumdehuesca.es.

Muestras itinerantes

Tres de las exposiciones que parten de la despoblación, temática de esta edición de ViSiONA, forman parte del programa de exposiciones itinerantes 2019 de la Diputación Provincial de Huesca.

"Perros sin jersey" comisariada por AFIB y Festival Bfoto, profundiza sobre el concepto de "rural" en su más amplia extensión con los trabajos Arna, de Luisa Monleón; Iubeste Natura, del Colectivo el Niño Rojo; y Teruel, de José Ángel Calvé.

"Pueblos recuperados del Alto Aragón" está comisariada por el arquitecto Sixto Marín y recoge el material del estudio que le encargó la Diputación Provincial de Huesca sobre treinta y un casos de núcleos recuperados en Huesca a lo largo de los últimos treinta años.

Por último, "Colonos: la creación de una identidad", que comisaria el historiador José María Alagón, es una muestra que pretende aproximarse desde la fotografía a la historia de los pueblos de colonización de la provincia de Huesca.