ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent

Noticias

Los paisajes festivos y coloristas de Capezzuto al rescate de ritmos
Los paisajes festivos y coloristas de Capezzuto al rescate de ritmos 06-08-2022

En el marco del XXXI Festival Internacional en el Camino de Santiago (FICS) que organiza la Diputación Provincial de Huesca (DPH), la noche del viernes tocaba el turno a Soqquadro Italiano y su propuesta ‘Migrant Music. Cuando la música no tiene fronteras’, en el entorno especial de la Ciudadela de Jaca. Sonidos y ritmos que aún ahora siguen su evolución y continúan mezclándose con distintas culturas. El directo jaqués gozó de un gran anfitrión, su cantante solista Vincenzo Capezzuto, que recreó con maestría y colorido los diversos paisajes que proponía su cuidado repertorio.

La personalidad artística de Capezzuto está fuera de toda duda, como su firme y apasionado temperamento al servicio de cada proyecto musical que emprende. Esta actitud creativa consigue que el rescate de partituras, temas y canciones se representen y escuchen especialmente como nuevas. La fuente sonora de Capezzuto es un manantial sonoro, fresco, sabio y, además, festivo. Si encima se rodea de músicos mayúsculos como los de su formación —Luciano Orologi al clarinete y las percusiones, Giancarlo Bianchetti con la guitarra y Marco Forti al contrabajo—, el resultado es mayúsculo, como así sucedió en Jaca.

Sea lo italiano, lo mediterráneo, lo barroco o la antigua música, desde 2011 este de Soqquadro Italiano declina elegancia y fascinación en su quehacer allá por donde pasa. Bajo la dirección artística de Claudio Borgianni, la propuesta de la Ciudadela encandiló al respetable desde el primer momento, aun lidiando unos minutos con las lluvias que amenazaban el directo. La música venció, y el concierto fluyó como estaba previsto, poniendo de manifiesto “la capacidad de la música por ir más allá de las barreras que el ser humano levanta. De hecho, todo el repertorio, desde el ‘Lamento delle ninfa’ de Monteverdi hasta la música argentina o del Sur de Italia, está contaminada por cultura, sabores, ritmos, ideas musicales”, destaca Capezzuto. “La música siempre mezcla culturas distintas, nunca es pura”.

Para Vincenzo, el aplaudido repertorio vitoreado en Jaca “todo es muy emocionante, pero destaco una canción sefardí ‘Adio querida’ y otra del sur de Italia ‘Lu rusciu te lu mare'. Las dos tienen este sentimiento de nostalgia, porque cuentan historias de separaciones y de viajes tal vez sin regreso”.

Probablemente, el estilo del solista sería ante todo libre y personal, “es decir, trato de expresar a mi manera lo que realmente soy y toda la música que, aunque muy distinta, tiene sabor a mí… De hecho, mi último álbum se titula así, ‘Sabor a mí’, por la manera muy personal de sentir e interpretar que tengo con la música, a pesar de diferencias de épocas y estilos. Creo que al público le gusta mucho que un artista sea siempre sincero porque se reconoce en ello”, subraya Capezzuto.

Respecto a su futuro inmediato, lo más importante será interpretar el papel del Evangelista en ‘La pasión según San Mateo’ de Johann Sebastian Bach. “Un personaje tan importante y difícil que normalmente le piden hacer a tenores alemanes, y me lo han propuesto a mí para encontrar, una vez más, mi manera de ser Evangelista, o tal vez una manera distinta de ver y escuchar a este personaje”. Esto se cumplirá en unos días, el 20 de agosto en el famoso Festival de Stresa. “Si esta música precisa vivir, tiene que hablar a las personas de hoy, no a las del pasado”.

El artista se despide de Jaca y nos deja con ganas de mucho más, de más historias, canciones y ritmos. Pero nos deja una valiosa respuesta: “¿Quieren saber cuál es para mí ‘el enemigo invisible’? Algo bastante contagioso y terrible que puede apagar el alma y el espíritu de las personas: la ignorancia”.

Formulario