Noticias

La Escuela de Aeda pone el broche final a una edición en Huesca que reconoce el papel de las bibliotecas en la figura de Blanca Calvo
Blanca Calvo en el hall de la sede provincial Blanca Calvo en el hall de la sede provincial 29-06-2019 Oferta cultural Formación

En la Escuela de Verano de Aeda celebrada en Huesca se ha hecho visible una profesión, los narradores de cuentos, que ha surgido en el último cuarto de siglo para transmitir la palabra e "historias que se necesitan para vivir", como han puesto de manifiesto al llegar a su fin esta sexta edición tras una semana de estimulantes debates, sinergias y sesiones prácticas que han convertido a la capital altoaragonesa en el epicentro de la narración oral.

El acto de clausura ha contado con la presencia de la conocida bibliotecaria Blanca Calvo, a quien se ha rendido un homenaje con la entrega del ‘pitorro' como socia de honor de la Asociación de profesionales de la narración oral en España. Considerada una de las mayores impulsoras de la lectura y la literatura infantil del país, se muestra contraria a la idea de que los más pequeños sean los lectores mañana, "son los lectores del hoy", apunta.

En cuanto al debate que existe en torno al papel de los cuentos tradicionales y su posible revisión, Calvo señala que corresponden a una sociedad que ha cambiado "y esos roles sexuales que a las que apostamos por la libertad no nos gustan hay que explicárselos a los niños fuera no transformando el propio cuento, es la forma de hacerles ver que cada sociedad produce una serie de valores y cuáles defendemos ahora".

Con una extensa trayectoria profesional vinculada al libro, Blanca Calvo ha cultivado esta faceta como directora de la Biblioteca Pública de Guadalajara desde 1881 hasta 2013 y  destaca su aportación a la narración oral con la creación de uno de los más importantes eventos del sector dentro y fuera de España como es el maratón celebrado cada año en la ciudad manchega con 47 horas de narración ininterrumpida. A pesar de las previsiones catastrofistas, esta licenciada en Filosofía cree en la buena salud del sector editorial porque "la gente sigue leyendo y comprando libros", hay "historias interesantes", "buena ilustración", "mucho cuidado al editar los libros" y principalmente se refiere al papel realizado en las bibliotecas para fomentar la lectura desde pequeños. "En las bibliotecas hay mucha mezcla y variedad y el usuario es el que tiene la libertad de elegir", añade.

Los contadores de cuentos más destacados en Huesca
Este año, con la sede de la DPH como sede principal y principal apoyo, el alumnado ha trabajado junto a grandes contadores de cuentos de la escena nacional e internacional como el portugués Luis Correira, la mexicana Martha Escudero o el japonés Yoshi Hioki en una programación didáctica compuesta por tres cursos intensivos, cuatro talleres prácticos y tres sesiones dialogadas vinculados al título ‘Viejos cuentos, nuevos tiempos'.

Desde la Aeda, Mario Cosculluela como responsable local, se ha referido a esta edición como "una de las mejoras escuelas de verano que hemos organizado" y entre lo que más han valorado los alumnos está la acogida que han tenido en la ciudad de Huesca, la calidad del profesorado, con profesionales muy diferentes a la hora de contar y también en las propuestas formativas que han hecho. Cosculluela ha resaltado los debates que se han generado y los puntos de vista que se han abierto, mientras las bibliotecarias de la provincia se han marchado satisfechas de compartir esta semana con la primera línea de la narración y animación a la lectura. 

Audios

Blanca Calvo, sobre los narradores de cuentos
Para Blanca Calvo, a pesar de las previsiones catastrofistas, hay buena salud del sector editorial
Mario Cosculluela, se refiere a esta edición como una de las mejores que se han organizado
Fechas