Noticias

Una instalación fotovoltaica reducirá más del 60% la factura del bombeo de agua a Escalona y Belsierre
Una instalación fotovoltaica reducirá más del 60% la factura del bombeo... 10-09-2019 Ayudas y subvenciones

El Ayuntamiento de Puértolas, al que pertenecen ambas localidades, ha puesto en marcha el nuevo sistema, más económico y sostenible, en el que ha invertido 38.500 euros

Se ha dotado de paneles solares a la estación de bombeo de Escalona, que da servicio a las dos poblaciones, y se mantiene la conexión a la red eléctrica como alternativa.

El Ayuntamiento de Puértolas reducirá en más del 60% la factura eléctrica del bombeo para el abastecimiento de agua a las localidades de Escalona y Belsierre, gracias a la nueva instalación fotovoltaica que acaba de ponerse en marcha.

El alcalde de este municipio del Sobrarbe, José Manuel Bielsa, explica que hasta ahora el Consistorio debía asumir un gasto importante porque "hay bastante consumo, sobre todo en verano por la llegada de turistas, y también hay alguna granja conectada a la red". Por ello, decidieron buscar alternativas que, además de permitirles rebajar los costes, fueran "más sostenibles".

La opción elegida es un sistema que convierte en electricidad la radiación solar captada por los paneles instalados en la estación de bombeo de Escalona, que da servicio tanto a esta población como a la vecina de Belsierre. Teniendo en cuenta que en esta zona del Pirineo abundan los días despejados, "la previsión es poder reducir la factura entre un 60% y un 70%", señala Bielsa, que añade que, en base a estos cálculos, la inversión realizada quedará amortizada en un plazo de entre 6 y 8 años.

Las obras, que comenzaron en enero y han durado menos de un mes, han costado 38.500 euros, que el Ayuntamiento ha sufragado con cargo a la partida que le correspondió en 2018 de las ayudas que la Diputación Provincial de Huesca distribuye entre todos los municipios a través del Programa de Cooperación Económica de Obras y Servicios.
                                        
Tras las primeras semanas de funcionamiento, el primer edil se muestra "satisfecho" con esta medida de eficiencia energética ya que, de momento, y pese a que en esta época del año todavía no hay muchas horas de sol, el nuevo sistema fotovoltaico está permitiendo cubrir todas las necesidades de los vecinos, si bien es cierto que en estos meses la demanda es baja.

Pero en algunos periodos del año, especialmente en verano, la población se puede llegar a multiplicar por diez, lo que también dispara el consumo de agua, comenta José Manuel Bielsa. Recuerda que en estas localidades hay numerosas plazas de turismo rural y que por su cercanía a Aínsa o al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, así como por el auge de las rutas BTT de la Zona Zero, cada vez reciben más visitantes.

Para esos momentos de mayor demanda o de falta de luz solar, se mantiene una conexión del sistema de bombeo a la red eléctrica que lo abastecía hasta ahora.

Fechas