Plan de eficiencia energética

El Programa de eficiencia energética tiene como objetivo el ahorro energético. Para lograrlo, acompañamos a los ayuntamientos en todo el proceso de estudio, implantación y posterior control.

En 2011, lanzamos un programa de ayuda económica, al que actualmente se pueden adherir en la actualidad municipios de hasta 5.000 habitantes (al principio fue destinado a localidades de menos de 2.000 vecinos). Desde entonces y hasta la fecha se han realizado 130 auditorías en toda la provincia de Huesca, y unos 100 municipios han iniciado las inversiones.

Se han realizado 130 auditorías en toda la provincia de Huesca

Los ayuntamientos interesados tienen garantizada una ayuda para la realización de una auditoría de su consumo de energía para obtener así propuestas de ahorro, a través de pliegos técnicos para la contratación de las mismas y el apoyo técnico para la tramitación de expedientes de inversión. El estudio incluye un análisis de la viabilidad económica de las inversiones necesarias para reformar sus instalaciones. Así, este año se realizarán auditorías en ayuntamientos como los de Benasque, Tierz,Grañén o Aínsa-Sobrarbe, entre otros.

Si la viabilidad es positiva, y el ayuntamiento lo solicita, puede acceder a una subvención para poner en marcha su programa de eficiencia energética. De esta manera, se han ejecutado inversiones en localidades como Castejón de Monegros (con una inversión cercana a los 18.000 euros) o Alcampell (con una subvención de más de 25.500 euros), entre otros. En las primeras actuaciones de este nuevo modelo de gestión energética, los datos en estos municipios arrojan unas cifras que superan el 50% de ahorro energético, y cerca de ese porcentaje en el ámbito económico. Con estas nueva convocatoria de ayudas, se realizarán inversiones en municipios como Aísa, Nueno, Laspuña o Ainsa, entre otros muchos.

Una vez en marcha las acciones de ahorro energético ponemos a disposición de los municipios un servicio de vigilancia automatizada que detecta en tiempo real que los consumos se ajustan a lo previsto y, por tanto, ayuda a ejercer un control sobre las medidas tomadas y la inversión realizada por parte de los ayuntamientos. En el caso de anomalías en el consumo, se generan avisos para que el ayuntamiento pueda subsanar los errores lo más rápido posible.

A este plan la Diputación ha destinado algo más de 2 millones de euros.

Consulta la convocatoria de ayudas »

Eficiencia Energética
Callejero