Noticias

El mercado del audiolibro en España a debate en el IV Congreso del Ebook de Barbastro
El audiolibro a debate en el Congreso del Libro Electrónico. El audiolibro a debate en el Congreso del Libro Electrónico. 16-11-2016 Congreso del Libro Electrónico

En los últimos dos años, editoriales y empresas especializadas en el ecosistema digital están apostando por el audiolibro. Algunos de sus representantes se acercan a Barbastro para analizar el clima de este formato en el IV Congreso del Libro Electrónico. Un debate moderado por Javier Celaya, director del Congreso, quien cuenta con la ayuda de Rosa Sala, CEO de Seebook, empresa especializada en este sector y promotora de la I Semana del Audiolibro en español.

En 2015 se descargaron en Estados Unidos casi cuatro millones de audiolibros, mientras en España solamente unos tres mil, según un estudio elaborado por Dosdoce.com. La implantación del audiolibro aquí es más lenta, pero avanza hacia su consolidación. La rápida implantación de los smartphones y el nacimiento de nuevas empresas que apuestan por este formato son claves en su desarrollo.

"Lo tenemos todo para crear un mercado"

Las ideas que del debate se desprenden son que el Ebook es un mercado que ha venido para quedarse, siendo las librerías un buen lugar para promocionarlos, pues no hace falta nada, ya que según Benjamin Figueres "lo tenemos todo para crear un mercado". Otra de las conclusiones extraídas ha sido que España se encuentra en el punto cero, por lo que es la oportunidad para no cometer los mismos errores que se han cometido con el ebook y evitar que un monopolio no cope toda la oferta.
Albert Codina, de Booka, que cuenta con una editorial y productora propia, lanza la idea de que hay un mercado en España carente y con falta de oferta y calidad. Desarrolla lo costoso que es la producción de este tipo de formato y la necesidad de una oferta pujante para que el mercado sea rentable.
Benjamin Figueres, de Narratores, por su parte, ha resaltado la idea de que no todos los autores son capaces de locutar sus propios libros, pues para ello "casi hace falta una tesis". Es una ardua tarea, como el doblaje de una película, pues para hacer diez horas de audiolibro hacen falta ciento cincuenta horas de trabajo.

Las participaciones del público han permitido hablar de posibles alianzas entre las empresas que ofertan este formato para conseguir una mayor atracción por parte del consumidor. Otro de los temas desarrollados ha sido la manera de distribuir audiolibros, alegando Albert que no se hace directamente con las librerías, sino que el material pasa por canales.

Para fomentar su consumo, Albert  propone "crear una oferta nacional desde la calidad". Esta afirmación ha desarrollado un debate que ha concluido en la idea de necesidad ante la creación de un mercado que fomente un catálogo de calidad y visible.

Julia Molano del grupo SM ha aportado la reflexión acerca de la obsesión por la lectura de los profesores hacia sus alumnos. Esta obsesión es una traba a la hora de fomentar la industria del ebook, pues la idea de escuchar el libro no contenta al profesorado. En conclusión, esta industria debe buscar alternativas que aseguren su cabida.

Audios

Javier Celaya congreso ebook
Manuel Gil congreso ebook