ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent

Noticias

La bella suma de los violonchelistas pioneros y el magno Bach
La bella suma de los violonchelistas pioneros y el magno Bach 09-08-2022

En el marco del XXXI Festival Internacional en el Camino de Santiago (FICS) que organiza la Diputación Provincial de Huesca (DPH), el violonchelista barroco y director artístico de La Ritirata Josetxu Obregón actuó la noche del pasado lunes en la iglesia de San Miguel de Castiello de Jaca, compartiendo con maestría y brillantez el estreno en Aragón de su nuevo disco ‘CelloEvolution’, una nueva aproximación al repertorio para violonchelo solo que, lejos de interpretar únicamente las Suites para violonchelo solo de Johann Sebastian Bach, busca enlazarlas con piezas del Seicento, de tal manera que el oyente pueda percibir cómo cambió el repertorio para violonchelo solo durante el Barroco.

‘CelloEvolution’ se escuchó por primera vez en el Teatro Jofre de Ferrol, y conforma el repertorio de un esperado y valioso disco que salió al mercado hace apenas escasos meses, consiguiendo récord de escuchas en su primera semana en Spotify. Tras firmar una docena de discos al frente de La Ritirata, este ha sido el primer trabajo de Obregón en solitario con un violonchelo sin ningún tipo de acompañamiento, y con un repertorio basado en otros programas que el intérprete ya había celebrado anteriormente en numerosas giras y recitales.

En su directo en San Miguel de Castiello de Jaca, claramente destacaron los movimientos de las Suites de Bach, obra culmen del repertorio para violonchelo solo en el Barroco: “Por un lado encontramos a los violonchelistas pioneros de la Capilla musical de la Basílica de San Petronio de Bolonia y de otras ciudades italianas que, por primera vez en la historia, plantearon el cello como instrumento solista —Galli, Gabrielli, dall’ Abaco, de Ruvo, Supriano, etc.—; y por otro lado, la figura de Johan Sebastian Bach que en la ciudad de Cöthen escribió algunas de sus piezas instrumentales más maravillosas”, destacó Josetxu Obregón. El público cómplice acompañó con gran respeto y entusiasmo el desfile de cada uno de sus hermosos e intensos temas.

Era un programa que llevaba fraguándose mucho tiempo, “y año tras año me planteaba grabarlo, pero siempre acababa priorizando un trabajo de La Ritirata, y la pandemia fue un poco la gota que colmó el vaso para darme el empujoncito que me hacía falta para grabar un proyecto en solitario, ya que era mucho más sencillo grabar a solo con las medidas de confinamiento, sanitarias y de higiene que se impusieron”, compartió el violonchelista barroco.

Para Obregón, estamos viviendo un momento maravilloso en cuanto a la interpretación históricamente informada de la música antigua. “Creo que nunca hemos tenido en nuestro país un nivel tan alto de formaciones e instrumentistas”. Su formación ya vio una buena recuperación desde el verano de 2020, “y hemos tenido la suerte de rescatar prácticamente todos los conciertos que perdimos por la pandemia, a excepción de dos en Alemania que nunca se llegaron a reprogramar, pero al menos en nuestro país sí que podemos estar contentos de haber ido recuperando cada vez más la normalidad, y este 2022 ha llegado cargado de conciertos y está siendo mejor que los años anteriores”.

A Josetxu Obregón le hizo “una grandísima ilusión actuar en la Jacetania, que es el lugar donde llevo yendo casi todos los veranos desde que era un niño, y un sitio donde me encuentro como en casa. Concretamente, por la localidad de Castiello de Jaca he pasado innumerables veces con mi bicicleta haciendo esa sección del Camino de Santiago, y fue un grandísimo placer actuar en lo alto del pueblo, en la iglesia que tan bien conozco”, remató el gran artista. Realizó en San Miguel, de otra forma, un nuevo camino, un gran paseo y un nuevo ritual sonoro por los violonchelistas pioneros y el magno Bach.

Formulario