La Cartuja de las Fuentes

Situado en pleno corazón de Los Monegros, dentro del término municipal de Sariñena, en las cercanías de Lanaja, el Monasterio de Nuestra Señora de las Fuentes fue creado bajo el patrocinio de los Condes de Sastago a principios del siglo XVI, la primera fundación de monjes cartujanos realizada por el 1507.

En el siglo XVIII se levantó un nuevo monasterio, que es La Cartuja tal como la conocemos ahora, convirtiéndose es uno de los elementos más importantes de la arquitectura de la Ilustración del siglo XVIII en Aragón. Pero su importancia no sólo radica en su antigüedad sino también en las pinturas murales realizadas por fray Manuel Bayeu, que decoran más de 2.000 metros cuadrados en su interior. El que fuera hermano del pintor de cámara del rey, Francisco Bayeu, y también cuñado de Francisco de Goya, pintó durante casi toda su vida en las paredes, techos, bóvedas y capillas del complejo monacal.

El monasterio, propiedad de la Diputación Provincial de Huesca, es, posiblemente, el más desconocido de los grandes monumentos altoaragoneses a pesar de su gran valor arquitectónico, pictórico y turístico.