Temas

Álbum de familia

En sus 5 primeras ediciones Visiona Huesca propuso el tema Álbum de familia como eje integrador de las diferentes actividades y secciones del Programa. A través de esta propuesta se trabajaron valores como la diversidad, la memoria colectiva e individual, la identidad o la inteligencia emocional mediante la exploración de conceptos como el olvido, el recuerdo, la instantánea, lo efímero, la autobiografía, el retrato, la imagen como objeto, el uso de la imagen en las redes sociales y su evolución tecnológica o la (in)materialidad de las imágenes en el siglo XXI.

Y todo ello con el propósito de estimular la creatividad de las personas y potenciar una mirada crítica hacia la realidad inmediata, familiarizando al público con los procesos de creación contemporáneos y evidenciando las relaciones que se establecen entre los proyectos artísticos y el contexto social, con la finalidad de poner de manifiesto la utilidad social de la imagen a la hora de aprender a ver, mirar y leer un mundo diferente y de manera distinta.

 

Viajes y desplazamientos

El nuevo ciclo de Visiona Huesca plantea una programación en torno a los conceptos viaje y desplazamiento, que definen, sin duda, una de las características sociales, culturales y económicas predominantes de este siglo XXI y son, por lo tanto, uno de los parámetros de desarrollo cultural con más peso actualmente.

Viajar ha sido siempre una de las aficiones favoritas del ser humano, pero también una de sus necesidades y obligaciones. El viaje del hombre clásico, representado en la figura de Ulises, donde el hombre es expulsado a los mares y busca incansablemente su hogar, no es el mismo desplazamiento del hombre moderno, siempre en búsqueda, inquieto en su necesidad interior, o el del hombre del siglo XIX que inaugura lo que hoy día llamamos el viaje romántico preludio de algo siempre por venir.

Pero a veces las propias circunstancias generan la necesidad del viaje y fuerzan un desplazamiento involuntario y forzoso debido a un malestar o condición. En ese sentido, el viaje es un proceso de cambio, de alteración, un desplazamiento temporal o definitivo de la identidad, no solo personal, sino del territorio visitado y abandonado, y del que se sale siempre trasformado. Esa transformación, en el territorio y en la sociedad, en el paisaje y en el individuo, estructurará los diferentes enfoques sobre los que trabaja Visiona en su nuevo ciclo.